turismo fotográfico entornos naturales geoparque de granada turismo activo naturaleza paisajes únicos Goyo Garrido Adventures

Disfruta de la belleza del turismo fotográfico en entornos naturales

Hoy en día, cada vez estamos más concienciados con la importancia clave de apostar por aquellas prácticas turísticas que destaquen, de forma prioritaria, por su elevado grado de sostenibilidad, como es el caso del turismo fotográfico.

La fotografía turística, y más aún en la era de la comunicación digital y las redes sociales, es sin lugar a dudas una de las mejores formas de disfrutar de nuestro entorno y captar toda su esencia sin que esto suponga, en ningún momento, la generación de un impacto negativo sobre los distintos componentes que conforman su ecosistema.

Además, el turismo fotográfico tiene la inmensa ventaja de apoyarse en un lenguaje universal, como es la captación de una imagen, para inmortalizar tu experiencia durante un viaje, permitiendo disponer de un recuerdo que te permitirá regresar a ese mismo instante siempre que quieras.

Por todo ello, desde Goyo Garrido Adventures queremos animarte a apostar con nosotros por el desarrollo de rutas únicas para el disfrute del turismo fotográfico, en unos entornos naturales que estamos seguros de que te dejarán con la boca abierta, como es el caso del Geoparque de Granada.

Durante todas y cada una de nuestras visitas guiadas, ya sea mediante rutas 4×4, senderismo o, incluso, en nuestras experiencias de barranquismo, dispondrás de la pausa necesaria para captar la esencia de cada momento con tu cámara fotográfica, exprimiendo al máximo tu contacto con la naturaleza.

¿Cómo disfrutar al máximo del turismo fotográfico?

En este sentido, dado que compartimos contigo la pasión por la fotografía, aquí tienes algunos consejos que estamos seguros de que te resultarán útiles a la hora de sacarle todo el partido que deseas a tu experiencia de turismo activo relacionada, directa o indirectamente, con el turismo fotográfico:

  • Como primer consejo, antes de emprender tu viaje o visita, familiarízate lo más posible con tu equipo fotográfico. Dado que es posible que lleves un tiempo sin viajar, aprovecha los días previos a tu viaje para tomarle de nuevo el pulso a la fotografía, sobre todo en lo referente al enfoque y la captación de la luz.
  • Además, también puede resultarte provechoso informarte y documentarte sobre el destino que tienes previsto visitar. De esta forma, al igual que planificas un viaje, podrás generar las primeras pinceladas de la historia que deseas plasmar a través de tu cámara fotográfica.
  • Una vez en tu destino, apuesta por la originalidad y el desarrollo de un enfoque personal. Deja a un lado las fotografías convencionales y busca una perspectiva fotográfica propia, dejando fluir tu creatividad sin convencionalismos ni complejos.
  • Asimismo, concentra tu atención en aquellos espacios que destaquen por su riqueza cromática, ya que estos serán los que te ofrezcan una mayor cantidad de matices en cada fotografía.
  • Del mismo modo, el hecho de tener en cuenta la posición del sol será extremadamente importante para conseguir el resultado deseado en las imágenes que desees captar durante tu experiencia de turismo fotográfico.
  • Así, la hora del día en la que te encuentres condicionará notablemente el tipo de luz que emana del entorno. Durante una hora después del amanecer como una hora antes del atardecer dispondrás de lo que se conoce como ‘luz dorada’, ideal para la captura de imágenes de turismo fotográfico en entornos naturales.
  • Por el contrario, si lo que deseas es captar los detalles del entorno con la máxima nitidez y claridad posible, lo ideal será optar por el desarrollo de tus fotografías durante las horas centrales del día, gracias a la ausencia de sombras pronunciadas y al efecto que provoca lo que se conoce como ‘luz blanca’.
  • Para finalizar, huye de la presión de intentar captar lo que deseas a la primera. Ten en cuenta que lo realmente importante es tener claro en tu cabeza lo que quieres conseguir, y disponer de la tranquilidad necesaria para llevarlo a la práctica.
  • Y no descartes nunca a primera vista una imagen captada sobre el terreno. Aunque en ese momento pueda parecerte que no cumple con el objetivo que deseabas, podrás descubrir multitud de detalles cuando vuelvas a verla de una forma pausada, detectando otros matices que estamos seguros de que te sorprenderán gratamente.